CUIDADO CON EL FUEGO

CAUSALES DE QUEMADURAS
MAL MANEJO DEL FUEGO
DESCUIDO DE LA PERSONA
ALEJE LOS MUCHACHOS D
EL FUEGO
TENGA SIEMPRE AGUA A MANO


No te ha dado tiempo a girarte para ver  que tu sobrino, hijo, o el vecinito... Y ya se ha quemado en la cocina, la parrilla,  o con una vela. Las quemaduras son dolorosas y pueden, si se producen en un área extensa, tener consecuencias muy graves. A veces las consecuencias son visibles para toda la vida. Aquí encontrarás las principales medidas de primeros auxilios para poder actuar en una emergencia.

La medida más importante en el tratamiento inicial de las quemaduras: el enfriamiento inmediato con agua corriente... no tengas prisa... deja que el agua circule por la quemadura entre 10 y 15 minutos. Esto evita la propagación de la combustión en las capas más profundas de la piel.

Si el niño –aunque también puede ser un adulto, ha sufrido quemaduras extensas y hay que enfriar una parte muy amplia del cuerpo el agua no puede ser demasiado fría, de lo contrario existe el peligro de hipotermia. Si quitarle la ropa lleva demasiado tiempo, déjasela puesta y aplica el agua incluso por encima de la ropa.

Efectos y riesgos

En caso de quemaduras, dependiendo de la gravedad, el tejido de la piel puede quedar más o menos destruido. Esto puede conllevar consecuencias que afecten a todo el organismo. El calor de una quemadura, aunque tras unos minutos de aplicación de agua fría parece que ha desaparecido, en casos graves sigue afectando determinadas capas más profundas de la piel. Esto ocurre a través de las enzimas agresivas que se liberan durante la combustión. Si se meten en el tejido pueden destruir grandes cantidades de células sanas. La duración del enfriamiento de un área de la piel quemada es decisiva para el alcance y las consecuencias posteriores.

Cuándo acudir al médico

La gravedad de una quemadura y el tamaño de la superficie corporal afectada son esenciales. Cuanto mayor sea la superficie corporal quemada y el mayor es el grado de la quemadura, las complicaciones pueden ser peores. Por lo tanto debes ocuparte en casa sólo de los casos leves de quemaduras, para el tratamiento de las demás quemaduras, a partir de las de segundo grado (las que afectan alrededor del 2-5% de la superficie corporal) debes acudir al médico o al hospital.
Hay tres grados distintos de quemaduras:

Quemaduras de primer grado

Características: enrojecimiento, hinchazón, dolor
Ejemplo: típica quemadura solar donde el calor sólo afecta poco rato

Quemadura de segundo grado

Características: dolor enrojecimiento y ampollas,
Ejemplo: Quemaduras típicas y quemaduras con agua caliente

Quemaduras de tercer grado

Características: destrucción del tejido de la piel, sin sensibilidad al dolor
Ejemplo: Las quemaduras por fuego o calor de acción prolongada, la piel se destruye completamente, es necesario un trasplante
¿Qué se puede hacer en una emergencia?
Después de enfriar la quemadura bajo el agua corriente puedes utilizar los siguientes remedios que alivian el dolor y promover la cicatrización.

Quemaduras menores

Ortiga: En la farmacia te pueden proporcionar el Gel Combudoron para el tratamiento de quemaduras. El ingrediente principal de este gel es la esencia de ortiga, y sus componentes son de los que dan mejores resultados al tratar las quemaduras. Un consejo, Combudoron también alivia el picor de las picaduras de insectos.

Vinagre: Ayuda en las quemaduras de primer grado como las producidas por el sol y cuando se tiene la lengua escaldada. Ante una quemadura solar se puede frotar la piel del niño con vinagre puro, el mejor es el vinagre de manzana. También puede utilizar otros tipos de vinagre. La ventaja es que el vinagre está disponible en todas las cocinas. Otro consejo: ¿Te has escaldado alguna vez la lengua con alimentos calientes, té o café? Pues un efecto muy calmante es beber vinagre- sin tragarlo. Si lo encuentras demasiado ácido toma vinagre balsámico. Mantén el vinagre o jugo de limón durante unos cinco minutos en la boca, y después de una breve espera ya no podrás quejarte de escozor.

Clara de huevo: Separa la clara de un huevo o dos y bátelas. Luego aplica la clara batida sobre la quemadura. Cuando se seque vuelves a aplicar un poco más, y luego un poco más, con paciencia. Cuanto más tiempo estés dando capas de clara de huevo a la quemadura mejor. La clara de huevo, como es una placenta, está compuesta de colágeno, una proteína con muchas vitaminas.

Aloe Vera: Es una planta excelente para las quemaduras. Puedes tener una planta en el alféizar de la ventana, y siempre tendrás a mano el jugo fresco, para una aplicación inmediata. Solo tienes que cortar un trozo de las hojas y pintar con la carne transparente de la planta la piel quemada del niño.

Quemaduras graves

En las quemaduras de tercer grado, las capas cutáneas están destruidas. Estas quemaduras son particularmente propensas a generar infecciones. Por lo general, no debes usar ungüentos, polvos o esencias. Anteriormente se había utilizado harina como un remedio casero contra las quemaduras. Dado que la harina se sentia fresca se pensaba que ayudaba, pero su efecto es totalmente contrario ya que en las quemaduras de tercer grado, la piel queda abierta y la harina se pega a los tejidos y luego debe rasparse la capa generada otra vez.

Tras la aplicación de agua fría, las quemaduras graves abiertas deben cubrirse con gasas estériles, cuantas estén disponibles. Si se cubre con algun trozo de tela puede pegarse a la herida y resultar perjudicial.

Papel film de cocina: Puedes usar el papel film de plástico, el de cocina, para cubrir quemaduras graves. Incluso cuando se se trata de heridas abiertas el celofán es adecuado. La envoltura de plástico, por decirlo así, es estéril y se adherirá a la herida a duras penas. Así  se protegerá de la infección.

NO SE DEBEN DEJAR LOS

ASADORES-PARRILLAS-B.B.Q

SOLOS

CUIDA EL FUEGO
EVITA ACCIDENTES