Parte #3.

FACTORES QUE AFECTAN LA SEXUALUALIDAD

Los de importancia primaria son los cambios de las necesidades sexuales del individuo durante su vida. Les afecta la edad y la etapa de desarrollo físico y psicosocial. Además existen factores biológicos, como genéticos lesiones y enfermedades afectan el desarrollo y función de la reproducción. Asimismo existen factores sociales, morales y psicológicos que deben considerarse en cualquier análisis de las necesidades sexuales.

FACTORES BIOLÓGICOS

La edad y la etapa del desarrollo son muy importantes en el desarrollo sexual. Aunque las características sexuales primarias se encuentran desde el nacimiento, solo en la adolescencia maduran se tornan capaces de funcionar. El Sistema Endocrino juega un trascendental papel en la sexualidad humana...

Los principales agentes biológicos que controla la función sexual son los genes y las hormonas. La diferenciación inicial de los órganos sexuales se determina en el útero con la combinación de los cromosomas XX o XY del embrión recién formado. Los defectos en los cromosomas sexuales o el desequilibrio de las hormonas que regulan el desarrollo y la función sexual pueden originar problemas en el crecimiento y desarrollo de los órganos sexuales o en la función.

El sistema reproductivo es sensible a lesiones y enfermedades. Las mamas y el útero en la mujer; Y la próstata y los testículos en el varón, son propensos al desarrollo de tumores. También son muy vulnerables a infecciones. La intimidad del contacto facilita el paso de infecciones entre la pareja. Las infecciones generales pueden afectar los órganos sexuales. Ejemplo las paperas y las infecciones hepáticas causan atrofia de los órganos sexuales en varones. En adultos, las paperas pueden causar inflamación de los testículos (orquitis) que origina el daño.

La función sexual puede alterarse por agentes farmacológicos, depresión grave, trastornos médicos como enfermedades sistemicas, endocrinos, genitales, y vasculares locales y algunas operaciones quirúrgicas.

FACTORES SOCIALES, MORALES Y PSICOLOGICOS

Aunque se considera que el impulso sexual es instintivo y básico para la supervivencia de la especie, la conducta sexual es aprendida principalmente. En la niñez temprana se enseñan las normas éticas sobre lo bueno y lo malo en relación con la actividad sexual en una sociedad determinada. Las normas varían de una cultura a otra, toda sociedad tiene ciertos tabúes sexuales, la prohibición del incesto.

El matrimonio es una institución legal para proteger la familia. Las religiones también han establecido una influencia importante en lo que se considera bueno y malo en cuanto a la actividad sexual.

Los factores psicológicos también tienen importancia en la función sexual. La ignorancia de los temas sexuales, las actitudes sociales hacia la actividad sexual fuera del matrimonio, el temor de embarazos no deseados y otros múltiples factores contribuyen en conjunto a envolver esta función biológica normal con una virtual mortaja de sentimientos de culpa, represión y desajuste.

NECESIDADES SEXUALES

El propósito biológico del impulso sexual es la reproducción. Y el propósito psicologico es la relación sexual como tal. Aunque clasificada como simple intercourse ocasional, o el intercourse normal con la pareja elegida.

En ocasiones, hay problemas en el momento de la concepción o posteriormente en el útero.

Anormalidades en los cromosomas del sexo, como en cromosoma X o Y extra.

Criptorquidia (testículos que no han descendido), que quizás necesite tratamiento hormonal si no hay descenso espontáneo durante el primer año de vida.

Genitales ambiguos o hermafroditismo en que los genitales externos no son claramente ni de un sexo ni del otro. Uno de los aspectos más importante del desarrollo de la niñez es la identificación del género, que se refiere al concepto personal de masculinidad y feminidad.

Se dice que el papel del género se imprime durante los tres primeros años de vida. Hacia esta edad el varoncito ya se considera un niño y prefiere relacionarse con su par, en tanto que la mujer se considera una niña y se une a su madre.

Durante los primero años de la escuela los papeles del sexo están muy interiorizados. Hacia los nueve o diez años, la segregación de los sexos es casi completa. Los niños exploran y obtiene placer de su cuerpo, incluyendo el área genital. La masturbación (estimulación del área genital) es común en la niñez. También son muy curiosos sobre los temas sexuales. Los valores de las hormonas sexuales en los varones (andrógenos) son muy bajos hasta los 8 años y en las mujeres los estrógenos comienzan a secretarse hacia los 9 años.

Los cambios en la anatomía y en la fisiología sexual son muy intensos durante la adolescencia que en cualquier otra época de la vida. En los niños, los cambios incluyen: sudación axilar, aumenta de la sensibilidad testicular a la presión, crecimiento de los testículos, enrojecimiento punteado del escroto, aumento de la longitud del pene, aparición del vello axilar, púbico y facial; cambios de la voz, poluciones nocturnas (sueños húmedos), aumento de la estatura y ensanchamiento de los hombros. En las niñas aparición de los brotes mamarios, la menarquia, el desarrollo de vello púbico y axilar; ensanchamiento de las caderas y sudación axilar.

La edad promedio de la maduración física del niño ha disminuido en él último siglo de 16 a 13 años.

Los adolescentes tienen relaciones sexuales a edad mas temprana, estas tendencias han originado un aumento importante de la frecuencia de enfermedades venéreas, también ha aumentado el numero de embarazos y abortos.
La edad adulta temprana es la época en que llega a su máximo la urgencia biológica por la satisfacción sexual y los varones suelen tener un impulso sexual más intenso.

Tanto en ellos como en las mujeres esta la necesidad de lograr un sentimiento de intimidad en las relaciones sexuales. Entre los problemas comunes en este grupo de edad se encuentran las enfermedades de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

Llegando a la edad de maduración en las mujeres la menopausia trae consigo sus problemas de rubor y bochorno y en ocasiones, cambios de ánimos por las concentraciones hormonales muy bajas. Hay atrofia vaginal, también por la disminución hormonal que puede causar irritabilidad y aumento de la sensibilidad a infecciones. Las mujeres son propensas a tumores de la mama y el útero.

En esta etapa los varones suelen preocuparse sobre su conducta sexual. Con frecuencia buscan recuperar la seguridad con relaciones extramaritales con compañeras más jóvenes. Las mujeres y los varones mayores deben adaptarse a los cambios que ocurren en su cuerpo. A los varones les preocupa con frecuencia su potencia sexual y a las mujeres la perdida de atractivo. Sin embargo, muchas parejas que superan las preocupaciones sobre sus problemas encuentran que la edad madura es una época muy satisfactoria.