SEXOLOGIA. ANALISIS DE FACTORES MEDICOS Y PSICOLOGICOS QUE INFLUYEN EN LA SEXUALIDAD Y REQUIEREN ATENCION
 

Parte 5.

 

INTERVENCIONES EN TRASTORNOS ESPECÍFICOS QUE AFECTAN LA SEXUALIDAD

CAMBIOS EN LA IMAGEN CORPORAL

 

La imagen corporal se inicia en la niñez temprana y evoluciona a lo largo de la vida. Interactúa con la identidad sexual, el papel sexual y los patrones de funcionamiento sexual.

 

En la sociedad occidental se da un gran importancia al aspecto físico. El hecho de que la imagen corporal de una persona no corresponda a esa imagen idealizada es causa de conflicto.

 

La transición de la salud a la enfermedad puede poner en riesgo la sensación que tiene una persona de su normalidad con lo que se origina una disminución de su autoestima, y se adquiere una imagen corporal negativa e inseguridad. La ansiedad, en cuanto al funcionamiento sexual surge cuando se percibe que el cambio corporal tendrá efectos negativos en el papel, identidad o funcionamiento sexual. Los patrones tradicionales de funcionamiento sexual quizá ya no tengan avisos de operabilidad para quien sufre tales cambios.

 

Además, los mitos, la información errónea y las actitudes y valores negativos pueden impedir que el sujeto encuentre nuevas formas de educacion sexual, cambio que con frecuencia experimentan quienes sufren de alteraciones en la estructura o funcionamiento corporal, a menudo a la intensidad de las reacciones emocionales es directamente proporcional a la visibilidad de la parte afectada. Si la ultima guarda correlación estrecha con la identidad sexual, el impacto sobre la imagen corporal suele ser profunda además, quien considera que su pareja reacciona ante los cambios de su imagen corporal con disgustos, quizás tema el rechazo.

El resultado de esto podría ser la evitación del sexo, el retraimiento y aislamiento que se impone el propio individuo. La relación entre compañeros sexuales es el factor más importante en la actividad a causa de enfermedades, falta de comunicación o imagen corporal negativa suele provocar conflictos, frustración e irritabilidad puede surgir ira y hostilidad si no se comunica dicho temor.

 

La valoración de la persona en este caso incluye la evaluación de los efectos sobre el concepto de sí mismo y la autoestima, sobre el papel sexual, identidad sexual, funcionamiento y relaciones sexuales, así como los mecanismos de adaptación de la persona.

 

Las metas generales de la intervención de la enfermería abarca que el paciente ventile sus sentimientos negativos que aclare la información errónea, y los mitos con el paciente y su pareja, por separado y en forma conjunta, fomentar el reconocimiento de los atributos y habilidades sexuales, y ampliar el repertorio de técnicas mediante la validación y la orientación.

 

INFARTO DE MIOCARDIO

 

La gente con infarto al miocardio corre el riesgo de padecer disminución sexual a raíz de los cambios de su imagen corporal, según la perciben. Los temores de la muerte súbita y la impotencia, la sensación de emasculación, la dependencia creciente de la función del enfermo y la disminución general de las actividades, suelen impedir que reanuden la actividad sexual del nivel previo al infarto.

 

Es muy baja la frecuencia real de la muerte súbita durante el coito, en sujetos que han sufrido el infarto, aunque un poco mayor cuando la relación es con una pareja desconocida en un ambiente estresante.

 

Según la amplitud de la lesión cardiaca en la mayor parte de estos casos pueden reanudarse la actividad sexual normal en 8 a 12 semanas. Después de someterse a pruebas ergometricas y evaluar los resultados.

 

Los factores de evaluación con: el tipo preferido o común, la hora y la frecuencia de las actividades sexuales; el consumo de bebidas alcohólicas y alimentos previos a la relación; los antecedentes de angina o fatiga; insomnio relacionado con la actividad sexual, y medicamentos consumidos.

 

La orientación sexual como parte de la rehabilitación de cardiopatías tiene un efecto significativo en la frecuencia y en lacalidad de las relaciones sexuales subsecuentes. Una vez que sede el temor de morir, el paciente le haga insinuaciones a la enfermera. Esta situación sirve para iniciar la enseñanza y orientaciones sexuales.

 

Es necesario aconsejar al paciente y a su pareja sexual para clarificar mitos y la información equivocada. La información relativa al ciclo normal de respuesta sexual, la amplitud de la lesión cardiaca y los efectos de esta en la relación sexual deben incluirse en un plan de enseñanza.

 

El ambiente en que se reanuda la relación sexual deben ser familiar al afectado, sin temperatura extrema. No se deben consumirse bebidas alcohólicas por lo menos tres horas antes de la relación sexual, debido a que el alcohol aumenta la frecuencia cardiaca y dilata los vasos sanguíneos.

 

Si se sospecha angina es posible tomar una tableta de nitroglicerina antes de empezar la actividad sexual; se alienta al paciente y a su pareja que empiecen con formas menos extenuantes.

 

Pueden informarse al paciente sobre los factores de autoevaluación o la posibilidad de signos de advertencia, antes los cuales deben interrumpir la actividad sexual hasta consultar a un medico. Se incluyen la angina durante el coito o después de el, palpitaciones que se prolongan mas de 15 minutos después del coito, insomnio al día siguiente y aumento de las frecuencias cardiacas y respiratorias que persisten 20 minutos después del coito.

 

Entre los medicamentos prescritos frecuentemente a cardiopatías están los antihipertensivas, antidepresivos, tranquilizantes e hipnóticos. Estos fármacos causan disminución del impulso sexual o libido e inhiben la vasocongestion y la Miotonia. Es preciso canalizar a pacientes con infarto que experimentan disfunción sexual después de dicho padecimiento. Esto puede ser resultado de la vasocongestion disminuida por otros trastornos cardiovasculares, medicamentos, ansiedad, depresión, temor a la impotencia o fatiga.

 

DIABETES

 

Es un trastorno, que da origen a alteraciones de la función sexual.

 

La causa de disminución sexual en la gente con diabetes es compleja e incierta; los factores contribuyentes incluyen neutropatia diabética, microangiopatia, disrupción del equilibrio bioquímico u hormonal y factores psicógenos. Los varones experimentan impotencia y eyaculación retrograda. Las mujeres sufren disminución orgásmica, problemas con la lubricación vaginal y dispareunia (Dolor que se experimenta en la penetración. En el caso de la mujer, se produce en el introito vaginal, en todo el órgano o únicamente en la penetración profunda, y no es atribuible a vaginismo o a la escasa lubricación. En el caso del varón, se manifiesta con dolor o sensación desagradable. Es sinónimo de coitalgia y algopareunia.). Esta última es frecuente en mujeres diabéticas como resultado de vaginitis, casi siempre causada por cándidas albicans.

 

Los trastornos en la fertilidad en varones diabéticos son resultados de eyaculación retrograda, disfunción eyaculatoria y disminución en el recuento y volumen de espermatozoides. Por lo general, las diabéticas no son estériles; pero si es mayor la frecuencia de mortinatos, abortos espontáneos y productos con alto peso al nacimiento.

La valoración de factores incluye: anamnesis sexual, antecedentes maritales, valoración física detallada, mecanismos de adaptación presentes y pruebas de laboratorio para determinar si hay fertilidad o un problema para el control de la diabetes.

 

La orientación se inicia con la anamnesis sexual, en dicho punto, se disipan los mitos y los datos erróneos, además de aliviar la sensación de culpabilidad, que es frecuente. En cuanto a personas casadas, se recomienda brindarles orientación conyugal. En estas suelen analizarse la información acerca de la transmisión genetica de la enfermedad y el impacto de esta en la fertilidad y funcionamiento sexual.

 

La medico, especialista o enfermera registrada,  proporciona información sobre la diabetes. Esta indicado el envío con un especialista, a fin de obtener cambios en el tratamiento medico de la enfermedad.

 

HIPERTENSIÓN

 

La persona que experimenta disfunción sexual como resultado del consumo de antihipertensivos debe recibir información en el sentido de que se trata de un problema reversible y que se dispone de otras opciones medicamentosas. Es necesario recalcarle que los efectos adversos de estos farmacos en la respuesta sexual son muy variables de una persona a otra.

 

El propio efecto de disminución de la presión arterial es suficiente para producir una disfunción eréctil transitoria, hasta que el organismo se adapta a las nuevas cifras tensionales. Se ha observado que en algunos pacientes ciertos hipotensores provocan una disminución del deseo o de la capacidad de conseguir erecciones en el varón.

 

¿Qué hipotensores afectan al deseo sexual?

 

Diuréticos: El grupo de las tiacidas, sobre todo cuando se asocian a otros fármacos, es el que causa más problemas en la erección, la eyaculación y provoca pérdida del deseo sexual. En la mujer, los diuréticos causan menor lubricación vaginal, la espironolactona puede hacer que la glándula mamaria pierda sensibilidad, y los antidepresivos y ansiolíticos provocan problemas en el orgasmo.

 

Betabloqueantes: Pueden producir alteraciones en la función sexual normal, especialmente disminución de la libido y problemas en la erección.

 

‘Las técnicas de control del estres, como las de relajación profunda y yoga, así como los ejercicios cardiovasculares y el acatamiento de la dieta prescrita, suelen disminuir la necesidad de dosis altas de hipertensivos y permiten mejorar la respuesta sexual.’

 

LESIONES EN LA MÉDULA ESPINAL

 

Los adolescentes y adultos jóvenes suelen ser víctimas de accidentes que afectan la medula espinal y uno de los grupos en lo que es más difícil brindar asistencia a la salud sexual. La lesión y cambios consecuentes en la autoestima, imagen corporal, funcionamiento sexual y relaciones sociales, conforman una grave amenaza para el bienestar psicológico y físico del paciente.

 

La rehabilitación sexual se inicia durante la hospitalización, cuando el enfermo ya no percibe la muerte como una posible amenaza. Es indispensable que reciba información sobre su funcionamiento sexual antes de ser dado de alta, la confianza en sí mismo y la capacidad de comunicación son indispensables para establecer una nueva relación sexual o modificar la que ya se tiene.

 

La persona con lesión incompleta experimentan deficiencias neurológicas menos intensas y tienen mayor probabilidades de lograr coitos satisfactorios.

 

Los pacientes con lesiones de medula espinal suelen estar preocupados por numerosos mitos acerca de la sexualidad y funcionamiento sexual después de este tipo de lesión. La orientación se inicia considerando tales preocupaciones como normales, y con el aporte de información que disipe los mitos y los datos erróneos. Se recomienda la orientación conyugal, que puede impartirse por separado si así lo desea el interesado.

 

Las erecciones son mas frecuentes en pacientes con lesiones completas de la neurona motora superior, pero quizá no produzca satisfacción sexual.

 

Las áreas en las que se facilita la estimulación táctil dependen del grado de la lesión. Las áreas de hipersensibilidad táctil en el nivel de la lesión provocan un placer sexual intenso en personas con este tipo de trastornos.

Los pacientes son capaces de expresar su sexualidad y con educación y entrenamiento  alcanzan niveles altos de satisfacción sexual. La rehabilitación sexual depende de la autoconfianza, la buena voluntad de la pareja sexual y un personal al cuidado de la salud sensible y con conocimiento.

 

MASTECTOMÍA

 

El cáncer de senos, origina muchísimos problemas de ajuste en las mujeres sometidas a la Mastectomía, afectan no sólo la salud del paciente, sino su entorno social e incluso sus relaciones afectivas, las cuales experimentan negación, depresión e ira como parte del proceso de sufrimiento. Es el caso de la Mastectomía, cuyos efectos pueden repercutir en la sexualidad de la pareja. Las relaciones sociales y de pareja se ven seriamente afectadas cuando ocurre la extirpación de un seno por la presencia de un tumor. Se trata de una situación muy difícil de afrontar para cualquier mujer, por sus repercusiones emocionales y sobre todo en el aspecto sexual. Después de la operación, es inevitable que la paciente experimente diversos grados de tristeza por la pérdida de una parte significativa de su cuerpo asociada a la maternidad, feminidad y sexualidad en general. También es frecuente el temor a ser rechazadas o abandonadas por la pareja y la vergüenza a mostrarse ante ella. Sin embargo, estos sentimientos se iran aliviando en la medida en que vaya acostumbrándose a su nueva situación.

 

La mujer tiene que adaptarse a esta nueva situación, revalorizar y darle un nuevo sentido a su vida, y, para ello, debe conversar abiertamente con su pareja sobre sus miedos y preocupaciones. En este sentido, la pareja debe establecer en un primer momento manifestaciones de ternura en los acercamientos. La frecuencia de las relaciones sexuales tiende a disminuir en la fase inicial, sin embargo, luego de un tiempo, se retoma la vida sexual en su integridad. Para ello será importante que cada uno haga explícito su deseo y hable de sus fantasías o temores, facilitando el acercamiento. La orientación sexual de apoyo y el fomento de la comunicación de la pareja durante la hospitalización sufrirá efectos positivos sobre el funcionamiento sexual en el postoperatorio.

 

La mujer que no tiene un compañero sexual, puede sentirse poco atractiva y experimentar disminución de la autoestima, al igual que las casadas. Sin embargo, carece el apoyo adicional que tienen estas ultimas, es importante que se sobre pongan a la etapa de negación y tenga una imagen corporal positiva en los comienzos de la rehabilitación, para no sentirse abandonada para cuando regrese a casa. La enfermera supone que las preocupaciones de la mujer son normales y tranquiliza a la paciente de que la Mastectomía no afectara su capacidad de respuesta sexual. Mediante un método centrado en la paciente, la enfermera debe considerar si debe incluir o no al esposo en la valoración inicial. En caso negativo, se recomienda una valoración inicial por separado.

 

SOPORTE EMOCIONAL

 

El apoyo psicológico resulta de gran valor para la paciente y mejora su calidad de vida. Este soporte profesional ayuda en el proceso de asimilación y superación de la enfermedad. Las terapias de pareja facilitan la comunicacion y entendimiento y favorecen un acercamiento mutuo que les permite asumir la experiencia en forma compartida. Afrontar el cancer y sus efectos requiere del apoyo de la familia y sobre todo de la pareja.

 

DETECCIÓN TEMPRANA

 

La mamografía a los 40 años es indispensable. En caso de antecedentes familiares de cáncer al seno, la mamografía debe realizarse a partir de los 30 años.

 

Por otra parte, el autoexamen mamario debe realizarse cada mes a partir de los 20 años de edad. Esta prueba tiene por objetivo detectar algún bulto anormal en el seno. Para realizarlo se sugiere hacerlo en la ducha con las manos enjabonadas para que resbalen con facilidad por el pecho. Los movimientos deben hacerse en forma circular alrededor del seno, presionando suavemente y prestando atencion a cualquier protuberancia anormal.