SEXOLOGIA. ESTUDIO DE LA SEXUALIDAD HUMANA. ENFOQUE PROFESIONAL: MEDICO-ANATOMICO Y PSICO-SEXOLOGICO

Parte #6.

DISFUNCIONES SEXUALES. RECONOCIENDO Y ACTUANDO CON LA ATENCION MEDICA NECESARIA

La respuesta sexual esta regulada por el sistema nervioso autónomo, y en ella intervienen sus divisiones simpáticas y parasimpáticas. En presencia de estrés y ansiedad, el sistema simpático predomina sobre el parasimpática, con lo que es imposible la relajación necesaria para la respuesta sexual. La vasocongestion y la Miotonia se inhiben, de manera conjunta o por separado. Este tipo de disfunción origina respuestas sexuales inadecuadas. Es importante tener en mente que hay respuestas psicológicas y orgánicas de las disfunciones sexuales.

Las disfunciones sexuales se clasifican en primarias y secundarias. Una persona que nunca a experimentado una respuesta sexual adecuada sufre de disfunción sexual primaria, en tanto que la disfunción sexual secundaria es la que surge cuando se ha logrado dicha respuesta al menos de una vez.

Son diversas las respuestas individuales en cada disfunción. Pueden considerarse como parte de un continuo, lo que depende de la frecuencia e intensidad de la respuesta inadecuada.

DISFUNCIONES SEXUALES EN EL VARÓN

La reducción de la libido (Apetito sexual. Según la teoría psicoanalítica de Freud, energía o impulso psíquico relacionado con el instinto sexual. Posteriormente Jung la definió como la energía psíquica que subyace a cualquier manifestación psíquica (pulsiones, esfuerzos, etc.)) puede tener causas orgánicas o psicológicas. A menudo se acompaña de niveles reducidos de testosterona y aumentados de prolactina que pueden ser primarios o secundarios. También se puede relacionar con problemas psicológicos, dificultades para las relaciones, enfermedades, y uso de determinadas drogas.

Los problemas de eyaculación pueden ser prematuros, retrasada o retrógrada. La eyaculación prematura o precoz es más frecuente en varones jóvenes que en los mayores, suele desaparecer o disminuir con la edad y experiencia sexual. La definición de eyaculación es muy discutible, pero se puede admitir que corresponde a la eyaculación dentro de los primeros 2 minutos tras la penetración vaginal. Las causas son psicológicas, médicas y uso de determinados agentes como los adrenérgicos. La eyaculación retrasada o la aneyaculación se deben a causas psicológicas, neurológicas o médicas. La eyaculación retrógrada se produce en alteraciones neurológicas, especialmente en la neuropatía diabética o como complicación de la resección prostática transuretral.

La disfunción eréctil es el problema sexual más común del varón: afecta al 80-85% de los varones que buscan ayuda sexual. La disfunción eréctil es la incapacidad para alcanzar y mantener la erección durante suficiente tiempo y con la firmeza adecuada para realizar el coito vaginal. En la disfunción eréctil Masters y Johnson incluyeron el hecho de que en el 25% de los intentos sexuales se fracasa, lo cual significa que el varón puede fallar en la función eréctil y sin que sea anormal.

DISFUNCIÓN SEXUAL FEMENINA

La disfunción sexual femenina puede involucrar una disminución en el impulso sexual, aversión a la actividad sexual, dificultad para excitarse, incapacidad para lograr un orgasmo o dolor con la actividad o relaciones sexuales.
Tradicionalmente, se pensaba que la disfunción sexual en las mujeres se debía sobretodo a problemas psicológicos.
Las investigaciones recientes están comenzando a descubrir muchas causas orgánicas para los problemas sexuales en las mujeres. Aunque muchos problemas sexuales tienen un componente psicológico subyacente, se deben descartar posibles causas orgánicas en la investigación inicial.

CAUSAS COMUNES

Problemas de comunicación en la pareja
Ansiedad o depresión
Sentimientos de culpabilidad y de vergüenza hacia el sexo
Miedo al dolor, a contagiarse de una infección o a quedar embarazada
Falta de estimulación apropiada
Falta de lubricación
Cambios relacionados con la menopausia
Daño a los nervios debido a una cirugía o trauma
Medicamentos
Infección o enfermedad ginecológica
Antecedentes de abuso sexual

INHIBICIÓN DEL DESEO SEXUAL

El deseo sexual inhibido se refiere al bajo nivel de interés sexual que se manifiesta en la dificultad para iniciar o responder al deseo de actividad sexual en la pareja.

Dicha condición puede ser primaria, en la cual la persona nunca ha sentido mucho interés o deseo sexual, o secundaria, en la cual la persona solía tener deseo sexual, pero ya no lo tiene.

El deseo sexual inhibido puede ser ya sea situacional con relación a la pareja: él o ella tiene interés hacia otras personas pero no hacia la pareja, o puede ser general: él o ella carece de interés sexual hacia cualquier persona. En la forma extrema de aversión sexual, la persona no sólo carece de deseo sexual, sino que también puede encontrar el sexo repugnante, repulsivo y desagradable.

Algunas veces, más que presentarse un deseo inhibido, puede existir simplemente una discrepancia en los niveles de interés sexual entre los dos miembros de la pareja, quienes poseen niveles de interés dentro del límite normal.
A veces, alguien puede afirmar que su pareja presenta deseo sexual inhibido cuando, en realidad, la misma persona puede tener un deseo sexual hiperactivo y ser muy exigente sexualmente.

El deseo sexual inhibido es una disfunción sexual muy común. Las causas más comunes parecen ser los problemas de relación, en donde uno de los miembros de la pareja no se siente emocionalmente íntimo o cercano a su compañero. Entre los factores comunes se encuentran: problemas de comunicación, falta de afecto que no está asociada con la continuidad en la relación sexual, pugnas y conflictos fuertes y la falta de tiempo para que la pareja pueda estar a solas. Por otra parte, el deseo sexual inhibido también se puede asociar con una educación sexual muy restringida, actitudes negativas hacia el sexo o experiencias sexuales traumáticas o negativas (como violación, incesto o abuso sexual).

Las enfermedades físicas y algunos medicamentos también pueden contribuir a que se presente esta disfunción, en particular cuando producen fatiga, dolor o sensación general de malestar. Las deficiencias hormonales a veces pueden estar implicadas en ello, al igual que condiciones psicológicas como la depresión y el estrés excesivo que pueden inhibir el interés sexual.

Comúnmente los factores dominantes son insomnio o períodos inadecuados de sueño que ocasionan fatiga. Esta disfunción también puede estar asociada con otras disfunciones sexuales y algunas veces puede ser causada por éstas. Por ejemplo, la mujer que no es capaz de tener un orgasmo o que presenta dolor en el acto sexual, o el hombre que tiene problemas de erección impotencia o eyaculación retardada, puede perder interés en el sexo porque comúnmente está asociado con fracaso o con una actividad no muy placentera.

Se encuentran en particular riesgo de deseo sexual inhibido las personas que fueron víctimas de abuso sexual o violación en la infancia y las personas cuyos matrimonios carecen de intimidad emociona.

Con frecuencia la evaluación médica y los exámenes de laboratorio no revelan una causa física. Sin embargo, se recomienda verificar los niveles de testosterona (la hormona responsable de originar el deseo sexual) tanto en los hombres como en las mujeres, particularmente en aquellos hombres que presentan deseo sexual inhibido. El examen se realiza mediante una muestra de sangre que debe obtenerse antes de las 10:00 a.m., momento en el cual los niveles de hormonas masculinas se encuentran en su punto más alto. Es probable que la entrevista con un especialista en terapia sexual revele las posibles causas.

MÉTODOS ANTICONCEPTIVOS

MÉTODOS MECÁNICOS O DE BARRERA

Preservativo masculino o condón.- Funda generalmente de látex, muy fina y resistente que se coloca desenrollándolo en el pene en erección, impidiendo así que el semen de la eyaculación se aloje en la vagina.

Preservativo femenino.- Es una funda de poliuretano, más ancho que el masculino y provisto de un anillo rígido de unos 10 cm. de diámetro en el extremo abierto y de un segundo anillo más estrecho situado en el interior del preservativo.

Diafragma.- Es una caperuza de caucho o de goma con un borde flexible de distintas medidas que actúa como obstáculo mecánico tapando el cuello del útero, impidiendo así la entrada de los espermatozoides.

Dispositivo intrauterino (D.I.U).- Es un pequeño aparato de plástico y metal (cobre o plata y cobre) muy flexible, que se introduce en el interior del útero. Ante su presencia, se segrega mayor cantidad de flujo dificultando el ascenso de los espermatozoides a través de él. Altera el movimiento de las trompas de Falopio dificultando la fecundación.

MÉTODOS QUÍMICOS Y HORMONALES

Píldora anticonceptiva.- Es un compuesto de hormonas sintéticas similares a las naturales de la mujer (estrógenos y progesterona). Al tomarlas la hipofisis deja de mandar ordenes al ovario para que este produzcan estas hormonas, por lo que el ovario queda en reposo y no hay ovulación, por tanto no puede haber fecundación, lo que hace imposible el embarazo.

Inyección hormonal.- Se trata de administrar a la mujer en forma de inyección la cantidad de hormonas de un envase o más de píldoras anticonceptivas. Así la frecuencia de las inyecciones puede ser cada cuatro, ocho o doce semanas. La composición puede variar: sólo de progesterona o combinando estrógenos y progesterona. Produce el mismo efecto anticonceptivo que la píldora.

Implante hormonal.- El implante está formado por 6 pequeños tubos del tamaño de una cerilla que se insertan bajo la piel del brazo de la mujer y que van liberando lentamente hormonas sintéticas (progestágeno, similar a la hormona natural producida por el cuerpo de la mujer) en el organismo en una dosis constante y muy baja, estas hormonas evitan que los ovarios expulsen los óvulos además de causar cambios en la pared uterina y en el moco cervical.

Espermicidas.- Los espermicidas se clasifican como métodos de barrera química. Existen en el mercado en forma de cremas, geles y óvulos vaginales. Tienen una doble acción, por un lado el ingrediente activo o agente espermicida inmoviliza o mata a los espermatozoides, y por el otro, la emulsión que contiene la sustancia activa forma una barrera que bloquea la apertura del cervix. Deben ser siempre utilizados en combinación con otros métodos anticonceptivos, ya que por si solos tienen muy poca eficacia.

MÉTODOS QUIRÚRGICOS

Ligadura de trompas.- Es una intervención quirúrgica que se realiza en la mujer, con anestesia general. Consiste en seccionar o bloquear las trompas de Falopio (con clips, anillas o electrocoagulación), esto impide el recorrido del óvulo por la trompa en dirección al útero y por tanto la fecundación. Es permanente e irreversible.

Vasectomía.- Es una intervención quirúrgica que se practica en el varón con anestesia local. Consiste en cortar o pinzar los conductos deferentes con el fin de que el semen eyaculado no contenga espermatozoides.