LENGUAJE (PARTE 12)

En los seres humanos es en el hemisferio izquierdo el que por lo general contiene las áreas especializadas en el lenguaje. Si bien esto es cierto para el 97% de la gente diestra, cerca del 19% de la gente zurda tiene sus áreas del lenguaje en el hemisferio derecho y hasta el 68% de ellos tienen algunas habilidades lingüísticas, tanto en el hemisferio izquierdo como en el derecho. Se cree que los dos hemisferios contribuyen al procesamiento y la comprensión del lenguaje: el hemisferio izquierdo procesa el  significado lingüístico de la prosodia, o el ritmo, la acentuación y la entonación del habla conectada,  mientras que el hemisferio derecho procesa las emociones comunicadas por la prosodia. Estudios en niños han demostrado que si un niño sufre un daño en el hemisferio izquierdo, el niño puede desarrollar el lenguaje en el hemisferio derecho en su lugar. Cuanto más joven sea el niño, mejor será la recuperación. Así, aunque la tendencia natural es que el lenguaje se desarrolle a la izquierda, los cerebros humanos son capaces de adaptarse a circunstancias difíciles, si el daño se produce lo suficientemente temprano.

La primera área del lenguaje en el hemisferio izquierdo en ser descubierta es el Area de Broca  nombrada por Paul Broca quien descubrió el área mientras estudiaba pacientes con afasia, un trastorno del lenguaje. Sin embargo, el área de Broca no sólo controla la salida del lenguaje en un sentido motor. Parece estar más bien involucrada generalmente en la capacidad de procesar la gramática en sí, al menos los aspectos más complejos de la gramática. Por ejemplo, permite distinguir una oración en voz pasiva de una oración simple sujeto-verbo-objeto (la diferencia entre: El muchacho fue golpeado por la chica; y: La chica golpeó al muchacho.

La segunda área del lenguaje en ser descubierta es llamada el Area de Wemicke, por Carl Wemicke, un neurólogo alemán que descubrió el área mientras estudiaba pacientes que presentaban síntomas similares a los pacientes del área de Broca pero que sufrían daño en una parte diferente del cerebro. La Afasia de Wemicke, es el término para el trastorno que ocurre cuando un paciente sufre daño en el área de Wernicke.

La afasia de Wernicke no sólo afecta a la comprensión del habla. Las personas con afasia de Wernicke también tienen dificultad para recordar los nombres de objetos, a menudo respondiendo con palabras que suenan similares, o nombres de cosas relacionadas, como si tuvieran dificultades para recordar asociaciones de palabras.