BLOG 11072011

CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA CON NUEVA TECNICA “HEATSEAL” DE LAS LLAMADAS VENAS PERFORANTES ENFERMAS – MARAVILLOSO PROCEDIMIENTO DE AVANZADA – ADIOS AL DOLOR – MAGNIFICA RECUPERACION

INTRODUCCION

Nuestra ascendencia europea y específicamente ibérica en una población latinoamericana nos trajo junto a su idioma y costumbres: la dieta. Y aunque ellos -allá por el viejo continente han sabido hacer ajustes importantes en la misma, como ha sido la dieta mediterránea; así como en la ejercitación necesaria para el buen funcionamiento del organismo, gran parte de nuestros pueblos han seguido con las viejas costumbres: mala dieta y falta de ejercitación.

Es por ello que una marcada población por sobre los 30 años sufren en la medida que “las hojas del almanaque van cayendo” de problemas venosos que según pasa el tiempo se van haciendo mas agudos y pueden llevarnos a consecuencias desastrosas: embolismos, strokes y hasta la muerte. 

Es por ello que tenemos que seguir insistiendo en estos tópicos tan importantes en esta Web.

Seguidamente veremos un esquema del sistema venoso de las extremidades inferiores:

 

Identificadas nuestras venas, pasaremos al Tema de hoy.


VENAS PERFORANTES

Estas son las venas cortas que juegan importante papel en el reflujo de las venas profundas hacia las venas superficiales cuando se presentan las llamadas insuficiencias venosas en nuestras piernas.  Cuando estas venas no conducen adecuadamente la sangre se van tupiendo. Causando alta presión y desarrollan las llamadas VARICES - y más grave aún: ULCERAS.

Veamos el siguiente esquema:

 

Estas llamadas venas perforantes conectan el sistema endovenoso profundo con el sistema superficial de nuestras venas –como han podido comprender. 

Expliquemos un poco mas medicamente:

Las Venas Perforantes permiten la comunicación entre el sistema venoso superficial y el sistema venoso profundo de las piernas en conjunto o independiente de los circuitos de mayor / menor safena. Venas perforantes, como su nombre implica, (perforan los tejidos fasciales aponeurosis junto con las arterias y los nervios que se acompañan) son típicamente de 1-3mm de diámetro en la unión fascial y de uno a tres válvulas.

Estas válvulas bicúspides de las venas perforantes están orientadas a permitir que la sangre vaya en una dirección, conectando las venas profundas con las superficiales. . El flujo sanguíneo unidireccional en estas venas perforantes se mantiene también por el curso oblicuo de las venas perforantes a través de los grupos de músculos asociados. El número medio de las venas perforantes por extremidad es muy variable y hemos descubierto que alcanza la cifra de  hasta 155 venas perforantes por las extremidades inferiores. Por ende si tenemos que cerrar una media docena de ellas no afectaran en nada. Y si son mas NO IMPORTA –diría yo… ¿no creen? Que todo sea por quitarse ese espantoso dolor de piernas… ¡Aleluya!

La Ciencia Medica y nuestros calificados especialistas ya tienen en sus manos el Sistema llamado “Heat Seal” o sellado con calor (en su traducción literal). Y esto es justamente lo que queremos explicar en el presente trabajo.

EVLT PERF: ENDOVENOUS LASER THERAPY PERFORATED VEINS:  EL "HEATSEAL"

Estas venas se pueden “sellar al calor” –procedimiento indoloro, usando una variación de la técnica que se utiliza para la ablación por radiofrecuencia de la vena safena que ya he descrito anteriormente en esta Web. Y consiste en condiciones estériles aplicar anestesia local y el hilo de un catéter especial en la vena perforante bajo control ecográfico. A continuación, y encendido la microscópica puntica del láser, se procederá a ir sellando la vena perforante en la medida que se va retirando el catéter “de hilo”. (Y en mi criterio la picada de un mosquito o zancudo es mas molesto que esto.)

Como digo hay pocas molestias y excelente tasa de éxito con este procedimiento.

Obviamente, no todas las venas perforantes reunirán las condiciones clínicas para el procedimiento…, pero algunas pueden causar una significativa morbilidad, ya que se cree que desempeñan un papel fundamental en el desarrollo de las venas varicosas superficiales en las extremidades inferiores.

La distribución de las venas perforantes aumenta de densidad a medida que uno se acerca a la pantorrilla hasta la región distal / tobillos.  Las venas perforantes se producen en una relación de 8:1, con 8 veces más venas perforantes de la pierna en el tobillo y el pie, que en el muslo. Venas perforantes son  consideradas patológicas cuando alcanzan diámetros de  > 4 mm y tienen un flujo de gran volumen, el llamado reflujo venoso, que no es mas que la alimentación de una serie de las feas venas varicosas superficiales por encima de la capa fascial de los músculos.

Las áreas de fuelle de las extremidades inferiores son las áreas donde los cambios en la piel y úlceras por estasis venosa son más probable que se produzcan; estas áreas son donde las venas perforantes más prominentes son susceptibles de ser encontradas.

La incompetencia de la vena perforante en estas áreas queda demostrada al aumentar las presiones venosas ambulatorias por encima de 100 mm Hg (hipertensión venosa), un fenómeno que también se ha referido como "tobillo de soplado" síndrome en las áreas fuelle.

La combinación de las venas perforantes y la hipertensión venosa superficial resultante con el tiempo causa daño a los capilares de la piel y las capilares subcutáneas, permitiendo que el líquido rico en proteínas y células rojas de la sangre se escape hacia el tejido subcutáneo alrededor del tobillo. Por lo tanto, los tejidos subcutáneos se vuelven fibróticos con pigmentación de la piel que resulta de la deposición de hemosiderina.

Con hipertensión venosa superficial, hay una mayor capacidad de volumen de la sangre a ser expulsado por un gradiente de presión a través de ambos dilatados de baja resistencia perforantes incompetentes y la incompetente vena safena mayor o menor a través de los circuitos de vena safena.

Esto le da un grado añadido de complejidad a una red compleja de venas ya que dan como resultado el perforador basado en la enfermedad de reflujo venoso. Como tal, si los procedimientos de ablación endovenosa se limitan a los sistemas de mayor y menor safena sólo, el tratamiento sería insuficiente.

Desafortunadamente, algunos proveedores de seguros tienen cobertura de reembolso limitado por todas las venas de fuera de la safena mayor y menor con los circuitos de vena safena. Es de esperar que en un futuro próximo, queden generalizados los códigos  designados por los procedimientos de ablación endovenosa dirigidos a patologías de venas perforantes. Aunque ya en muchos Estados de la Unión Americana están aprobados por las Aseguradoras, y las presiones del mismo Gobierno Federal, para este 2012.

Cirugía de perforantes deben realizarse cuando los pacientes tienen la enfermedad evidente llamada:  perforador reflujo venoso relacionado a la hipertensión venosa superficial.

Las venas perforantes clínicamente importantes se encuentran en el muslo (a lo largo del canal de Hunter), la pantorrilla (gastrocnemio soleus y tipos), pierna medial por debajo de la rodilla (Boyd), lateral (exterior) pierna (peroné) y de Cockett. El tipo Cockett es el más reconocido y se produce dentro de 18-20 cm superiores al tobillo medial. Nuevas designaciones anatómicas se han dado, pero la mayoría todavía nos conocemos los nombres conocidos asociados con los pioneros en flebología.

Venas perforantes salen de la fascia a varios niveles dentro de 3 cm a lo largo de la línea previamente descrito por Linton . Un flebólogo experimentado puede localizar estas perforantes importantes para el examen de ultrasonido dirigido.

Los primeros intentos de ablación con láser endovenoso de las venas perforantes patológicas con 810 láseres de diodo se asociaron con parestesias y daño permanente del nervio superficial. El presente avance de la Medicina ha superado este problema.

El presente avance permite que las temperaturas endoluminales sean menores y el daño colateral se reduzca significativamente utilizando un láser de diodo de 980 nm.

La ablación endovenosa se completa con los circuitos de safena mayor o menor según sea clínicamente indicado. A continuación, las venas perforantes se abordarán durante la misma intervención -que seria lo mas recomendado; aunque generalmente no ha estado ocurriendo asi con nuestras personas mayores. Primero hacen la Safena Mayor, y posteriormente, en diferentes fechas lo demas. Esto es asi por "mas dinero"... O por trabas de los Aseguradoras, y al final sale mas caro...beneficiando al profesional de la salud. Por supuesto, ellos no se disgustan

La guía ecográfica es obligatoria, requiere manos firmes del ecografista y el médico endovascular. Enfoque de acceso único a mano es casi imposible. Las venas perforantes están marcadas en la superficie de la piel con marcadores permanentes. La extremidad entera se marcara en los sitios necesarios.

El acceso de la aguja de dimension comparable a un hilo puede ser longitudinal con la pared del vaso o semi-transversal usando una técnica modificada de Seldinger.

Los especialistas, por experiencia saben que los pacientes con úlceras venosas casi siempre tienen reflujo perforador y pueden ser examinados por clínica y verificado por una ecografía y estudio venoso dúplex. Técnicas de láser de ablación mínimamente invasiva puede llevar a cabo la ligadura de láser de estos perforadores para ayudar a curar las úlceras por estasis y la ayuda en la reducción de la hipertensión venosa superficial.

Se ha estimado que en los pacientes que desarrollan insuficiencia venosa crónica, 4 por ciento avanzará a desarrollar úlceras de estasis venosa. Eso es un número alto, lo que significa que una de cada 25 personas que tienen insuficiencia venosa crónica desarrollarán estas úlceras por estasis venosa debido a reflujo venoso patológico relacionado con las venas perforantes independientes de la safena mayor o menor circuitos de vena safena.

CONCLUSIONES

La decisión de si tomar el procedimiento o no será de cada cual. Mas alla de la estética personal, hablamos de la salud, y este es el don mas preciado que nos ha dado nuestro Creador: 

¡No la descuidemos!


REFERENCIAS

Especiales agradecimientos a:

James E. White, MD, 
                                                                                 Advanced Surgical Concepts de Chattanooga, Tennessee
 Thomas Keer, MD
                                                                                   Vascular Institute of Tampa Bay
 Kenneth Wright, MD, 
                                                                                  Vascular Institute of Tampa Bay



Por la colaboración prestada en la presente investigación médica.