Genética. Bioética y sus Principios. 6-6

Parte 6. El procedimiento de la clonación humana. Las alternativas bioéticas-científicas

 

Procedimiento

1.         En la clonación humana se inserta el ADN del núcleo de una célula del cuerpo humano en un huevo cuyo propio material genético ha sido extraí­do y…

2.        Luego el huevo se estimula para comenzar el desarrollo embrionario.

3.        El embrión clonado resultante será genéticamente casi un gemelo idéntico de la persona que proporcionó la célula corporal.

Esta investigación se entrecruza con el tema de las células madre.

v  Es decir, se podría hacer clonación humana para crear un embrión que será destruido y

v  propor­cionará células madre genéticamente compatibles con el paciente y que no serán rechazadas como tejido extraño.

Pero parte de la investigación sobre clonación tiene otros fines:

1.         Crear embriones con enfermedades devastadoras a partir de las células de pacientes afectados, como forma de estudiar la evolución inicial de esa enfermedad.

2.        La mayor parte de la investigación con células madre usa embriones creados por fertilización in vitro

                   y no por clonación.

Posibilidad de obtener células con las propiedades de las células madre embrionarias sin destruir embriones

En noviembre de 2007 varios equipos de científicos des­cubrieron una manera de “reprogramar” células madre adultas comunes para:

1.         Producir células que tienen la misma versatilidad de las células que se obtienen de los embriones.

2.        Estas “células madre pluripotentes inducidas” o “células Ips” no plantean problemas morales graves, son más fáciles de pro­ducir que las células madre embrionarias y se pueden producir a la medida para que sean exactamente compatibles con cada paciente.

3.        Muchos exper­tos consideran que adelantos como este volverán obsoleta la investigación con células madre que requiera la destrucción de embriones.

 

La oposición a la idea de tratar la vida humana incipiente –y hablamos del embrión humano, como un mero objeto, o como una mercancía de laboratorio va mas alla de las fronteras religiosas y políticas. Por ello muchos países como U.S.A, Canadá, Francia, Italia, Alemania y Noruega, han reglamentado y aprobado prohibiciones a la clonación humana.

Pero, ¿será verdad esto?

 

Ahí se los dejo, porque no es mi deseo destapar una “caja de pandora”...

 

Y quiero terminar estas tres entregas justamente con este pensamiento anónimo de bastantes centurias atrás que a menudo cuando trato los temas de Biogenética menciono, y dice asi:

 

          “¡Que cosa extraña es el hombre, nacer no pide, vivir no sabe, y morir no quiere!” ((Anonimo)

 

(Continuará con la última entrega de estos tópicos tratados, con un juego de fotos e imágenes… para pensar seriamente en lo que en forma sencilla he tratado de llevarles a Uds.)