#1 CONOCIENDO LOS AVISOS QUE DA NUESTRO CORAZON

 

Palpitaciones cardíacas

Son sensaciones de latidos cardíacos que se perciben como si el corazón estuviera latiendo con violencia o acelerando. Es posible que usted simplemente tenga conciencia desagradable de sus propios latidos o puede sentir latidos que se saltan o se detienen. El ritmo cardíaco puede ser normal o anormal y las palpitaciones pueden sentirse en el pecho, la garganta o el cuello.

Lo que pudiese ser también una enfermedad conocida como: ARRITMIA.

 

Consideraciones generales

Normalmente, el corazón late entre 60 y 100 veces por minuto. En las personas que hacen ejercicio habitualmente o que toman medicamentos para reducir el ritmo cardíaco, la frecuencia puede caer por debajo de 55 latidos por minuto.

Si su frecuencia cardíaca es muy rápida (más de 100 latidos por minuto), se denomina taquicardia, mientras que una frecuencia cardíaca lenta se denomina bradicardia. Un latido cardíaco adicional se conoce como extrasistole .

Las palpitaciones a menudo no son graves. Sin embargo, depende de si las sensaciones representan un ritmo cardíaco anormal –la llamada ARRITMIA- o no. Las siguientes afecciones aumentan la probabilidad de que usted tenga un ritmo cardíaco anormal:

  • Cardiopatía conocida en el momento en que las palpitaciones comienzan

  • Factores de riesgo significativos para CARDIOPATIA
  • Una válvula cardíaca anormal

  • Una anomalía electrolítica en la sangre, por ejemplo, un nivel bajo de potasio

 

Causas comunes

Las palpitaciones cardíacas pueden ser causadas por:

  • Anemia

  • Ansiedad, estrés o miedo

  • Cafeína

  • Ciertos medicamentos, incluyendo aquellos para tratar la enfermedad tiroidea, el asma, la hipertensión arterial o los problemas cardíacos

  • Cocaína

  • Pastillas para hacer dietas

  • Ejercicio

  • Fiebre
  • Hiperventilacion
  • Bajos niveles de oxígeno en la sangre

  • Valvulopatía cardíaca, incluyendo prolapso de la valvula mitral
  • Nicotina

  • Hiperactividad de la tiroides

 

Cuidados en el hogar

La reducción de la ingesta de cafeína a menudo disminuirá significativamente las palpitaciones cardíacas. Asimismo, el hecho de reducir el estrés y la ansiedad puede ayudar a disminuir la frecuencia o intensidad de las palpitaciones cardíacas. Ensaye con ejercicios de respiración o relajación profunda (un proceso de tensionar paso a paso y luego relajar cada grupo muscular en el cuerpo) cuando ocurren las palpitaciones. Del mismo modo, practicar yoga o tai chi de manera regular puede reducir la frecuencia de las palpitaciones.

Mantenga un registro de la frecuencia de las palpitaciones, el momento en el que se presentan, el tiempo que duran, su frecuencia cardíaca en el momento en que éstas ocurren y lo que está sintiendo en el momento. Esta información puede ayudarle al médico a entender tanto la gravedad como la causa subyacente.

Una vez que el médico descarte una causa grave, trate de NO prestarle atención a las palpitaciones cardíacas, a menos que se observe un incremento o cambio súbito en ellas.

Si nunca ha tenido palpitaciones cardíacas antes, debe poner esto en conocimiento del médico.