#4  UNA ENFERMEDAD HEREDADA Y QUE ESTA SENALADA EN NUESTROS GENES

 

Prolapso de la válvula mitral

Es un problema cardíaco en el cual la válvula que separa las cámaras superior e inferior del lado izquierdo del corazón no se cierra en forma apropiada. Genetistas concuerdan que es un padecimiento heredado genéticamente.

 

Causas

La válvula mitral ayuda a que la sangre del lado izquierdo del corazón fluya en una dirección y se cierra para impedir que la sangre se devuelva cuando el corazón late (se contrae).

El prolapso de la válvula mitral es el término usado cuando la válvula no se cierra adecuadamente y puede ser causado por muchas cosas diferentes. En la mayoría de los casos, es inofensivo y los pacientes por lo general no saben que tienen el problema. Hasta el 10% de la población tiene alguna forma menor e insignificante de prolapso de la válvula mitral, pero generalmente no afecta el estilo de vida.

En un pequeño número de casos, el prolapso puede hacer que la sangre se filtre y se devuelva, lo cual se denomina regurgitación mitral.

Las válvulas mitrales que son estructuralmente anormales pueden aumentar el riesgo de infección bacteriana.

Algunas formas del prolapso de la válvula mitral parecen transmitirse de padres a hijos (hereditarias). Asimismo, se ha asociado esta afección con la ENFERMEDAD DE GRAVES.

El prolapso de la válvula mitral a menudo afecta a mujeres delgadas que pueden tener deformidades menores de la pared torácica, ESCOLIOSIS  u otros trastornos.

Este prolapso está asociado con algunos trastornos del tejido conectivo, especialmente el SINDROME DE MARFAN. Otras afecciones abarcan:

  • SINDROME DE EHLERS-DANLOS
  • OSTEOGENESIS IMPERFECTA
  • POLIQUISTOSIS RENAL

 

Síntomas

Muchos pacientes con prolapso de la válvula mitral no tienen síntomas. El grupo de síntomas encontrado en pacientes con este prolapso se denomina "síndrome del prolapso de la válvula mitral" y abarca:

  • Sensación de percibir los latidos cardíacos - PALPITACIONES
  • Dolor toracico (no causado por arteriopatia coronaria  o ataque cardíaco)

  • Dificultad para respirar después de una actividad

  • Fatiga
  • Tos
  • Insuficiencia respiratoria al estar acostado, llamada ORTOPNEA.

Nota: es posible que no haya síntomas o que aparezcan lentamente.